Back to all inspirations

Las leyendas malagueñas más famosas
Dic 14, 2021

Author

wineblog

Share this article

Toda tierra de valor que se precie cuenta con leyendas centenarias (incluso milenarias) que registran la historia del lugar. Málaga, como no podía ser de otro modo, tiene las suyas que han pasado de generación en generación. Esta parte de la cultura, a su vez patrimonio inmaterial de un lugar, es lo que dota de magia y encanto a los pueblos de la provincia de Málaga, convirtiéndola así en la región del romanticismo, incluso mucho antes de la aparición de Romeo y Julieta.

Viajamos en el tiempo y nos adentramos en las historias populares sobre las que se han levantado cientos de cuentos que han recorrido familias enteras malagueñas.

 

Las leyendas que hacen de Málaga una tierra tan romántica   

 

Encuentros y desencuentros, amores trágicos y dramas épicos, estas son algunas de las historias legendarias que tienen como escenario distintos puntos del mapa andaluz, concretamente de pueblos de Málaga, y la mayoría de ellas están marcadas por el pasado árabe que vivió la provincia.

 

Sara y Ahmed

 

En la parte más oriental de la provincia de Málaga, cuenta la leyenda que la joven cristiana Sara estaba cautiva cuando se enamora del musulmán Ahmed. Ambos, ante la imposibilidad de su amor, toman una drástica decisión: arrojarse por por el cerro de Marchamonas, próximo al municipio de Periana. Pero la historia no quedó ahí, la leyenda sigue, que ambos mantienen su esencia de amor presente en el aire ya que las noches de invierno, cuando más sopla el viento, se escuchan en la zona «susurros de amor en el aire».

invierte en salud

Jarifa y Abindarráez

 

Abindarráez y Jarifa son los protagonistas de esta leyenda del Valle del Guadalhorce que no tiene un final tan feliz como el de Sara y Ahmed. Entre Málaga y Ronda, esta historia cuenta cómo Rodrigo de Narváez apresó a Abindarráez cuando iba de camino a casarse con su prometida, Jarifa. Solo consiguió la libertad a cambio de volver al tercer día tras su boda. Abindarráez así lo hizo, pero Jarifa decidió acompañarlo en su cautiverio, acto que conmovió de tal forma a Narváez que los dejó en libertad. La localidad más próxima a donde cuenta la leyenda que sucedió este hecho, Cártama, celebra cada año en el mes de septiembre una fiesta temática que rinde homenaje a este relato, las Noches de la Bella Jarifa.

 

Tagzona y Tello

 

Otra trágica leyenda es la que tiene como protagonistas a Tello, joven apresado por el padre de Tagzona, y a Tagzona, la bella hija del ‘walí’ Ibrahím que regentaba el castillo. El amor dio paso a una imposible relación desaprobada entre personas de bandos contrarios y de credos religiosos radicalmente opuestos que hizo que un día Tagzona liberase a Tello y juntos emprendieran una huida hacia territorio cristiano. Sin embargo, su escapada se vio truncada por los centinelas moros que se percataron de la fuga y los persiguieron. En esa encrucijada se encontraban Tagzona y Tello cuando decidieron desesperados trepar hacia la Peña de los Enamorados (entre Antequera y Archidona) y, una vez allí, decidieron arrojarse desde lo más alto para impedir que las tropas de Ibrahím les separara.

invierte en salud

La fuente del amor

 

Esta última leyenda, con un final más esperanzador, es la que dio su nombre a la fuente de la aldea de Daimalos (término municipal de Arenas) a la cual le precede la historia de que una joven, tras el consejo de un santón, bebió agua de ella varias veces al día, lo que le trajo el amor verdadero. Y no solo a ella, sino que corrió la voz entre sus amigas y todas corrieron la misma suerte gracias a beber de la fuente.

Parte de la conocida Ruta Mudéjar, Daimalos hoy en día sigue recibiendo numerosas visitas por la fama de la leyenda de su fuente y por ser uno de los pueblos que mejor relatan la historia árabe de la zona.

Vemos que no solo de historias de bandoleros viven Málaga y sus municipios. Las leyendas románticas se han forjado en diferentes puntos y todas han dejado su impronta en las calles generación tras generación, y hoy en día siguen muy vivas entre grandes y pequeños.