Back to all inspirations

¿Sabes lo que es el duende? El auténtico arte flamenco
Ene 15, 2021

Author

wineclub

Share this article

qué es el duende

Hay artes, corrientes o disciplinas que tienen algo especial, que destacan por un detalle concreto, que dejan huella. En el flamenco, ese je ne sais quoi se llama duende. Un concepto difícil de explicar porque apela a algo que es intangible, que no se puede tocar, de ahí la complejidad a la hora de encontrar las palabras que definan con exactitud este término. Es un concepto que va más allá de la razón, que apela directamente a las emociones que el artista provoca en el público durante su interpretación.

Podríamos hablar de don especial, de virtud única, del alma incluso. En definitiva, podemos hablar del carisma del arte flamenco.

 

La historia del arte flamenco

 

Hablar de arte flamenco es hacerlo de diversas disciplinas: cante, baile y toque de guitarra y cajón flamenco. Si bien es cierto que de las tres facetas del arte flamenco ha sido el cante la que más ha atraído al aficionado y la que más figuras ha dado desde el origen de su historia.

Reconstruir la historia del flamenco es buscar su origen y seguir sus pasos a través del tiempo. Sin embargo, esta tarea se torna ciertamente ardua ya que no existe un relato mínimamente objetivo del nacimiento y desarrollo del flamenco.

En contrapartida, existe una clara evidencia en cuanto a la localización geográfica de su nacimiento: Andalucía, cuna del flamenco, donde brotó y se desarrolló esta semilla que, no obstante, y superando todo regionalismo, se ha convertido en patrimonio universal.

La cultura andaluza es el resultado de la riqueza acumulada a través del tiempo por influjo de otras culturas: la fenicia, la cartaginesa, la romana, la árabe, la judía… Sobre esta base, el pueblo andaluz cantó los romances, como formas primitivas de cantes sin guitarra, y también recogió la influencia del pueblo gitano, que se estableció en Andalucía a mediados del siglo XV.

Por eso, si hay una cultura que se asocia directamente al flamenco, esa es la gitana. Tal vez porque ha sido la que más ha aportado al desarrollo de este arte, aunque no ha sido la única, ya que incluso recoge influencias africanas y caribeñas, además de las árabes, judías y cristianas que hemos mencionado anteriormente.

Lo que sí parece estar claro, es que el flamenco nace de las vivencias y sentimientos de las clases más populares, transmitiéndose de generación en generación a través de cantares y limitando su primera expansión a una forma oral, sin instrumentos ni baile.

En lo que parece que sí existe unanimidad es en que el cantaor de las primeras «tonás» fue Tío Luis de la Juliana, de Jerez, del que se tiene noticia de su existencia en el año 1775.


¿Qué es el duende flamenco?

 

Volviendo al duende flamenco, hablamos de ese don especial que poseen algunos artistas vinculados con este arte andaluz. Tanto es así, que el concepto se ha sustantivado creando la expresión “tener duende” para referirse a aquellas personas que tienen algo especial.

Se expresa así el carisma que tiene una persona para el baile, el cante, el toque de guitarra o para el cajón. Es una expresión que hace referencia al arte que aflora de manera natural durante una actuación, es ese talento innato que tienen algunas personas y que roza la perfección.

A esto ya se refería el poeta García Lorca cuando en su Teoría y juego del duende escribía: “El maravilloso cantaor El Lebrijano, creador de la debla, decía: <<Los días que yo canto con duende no hay quien pueda conmigo>>; la vieja bailarina gitana La Malena exclamó un día oyendo tocar a Brailowsky un fragmento de Bach: <<¡Olé! ¡Eso tiene duende!>>.

 

El flamenco en Ronda

 

El misticismo y la magia de Ronda no podían quedar excluidos del duende flamenco. Por eso, en la ciudad mágica pueden verse algunos de los espectáculos flamencos de más calidad. El más destacable es en el que la bailaora Rocío Vázquez muestra todo su duende, siendo uno de los mejores espectáculos flamencos de toda Andalucía.

En las bodegas del Museo Lara, un enclave con tradición e historia en el mismísimo centro de Ronda, un grupo de artistas maravillosos dirigidos por la bailaora dejan su alma en el escenario, haciendo de la noche rondeña una velada con auténtico duende.