Back to all inspirations

Propósito de Año Nuevo: cumplir un sueño
Ene 1, 2021

Author

wineclub

Share this article

propósito de año nuevo
enólogo

Según se acerca la noche de fin de año, las listas de propósitos comienzan a engrosar. Pocas personas hay que no dediquen estos días a hacer balance, a echar la vista atrás y, con ello, proponerse todo tipo de acciones de mejora. Las más compartidas van desde dejar de fumar hasta adelgazar esos kilos de más. Otras pasan por llevar una vida más sana: hacer ejercicio, comer de forma más saludable… 

Tú tenías claro cuál era tu propósito. De hecho, llevabas mucho tiempo —demasiado, quizá— posponiéndolo. Pero no encontrabas la forma ni el lugar idóneo para hacerlo.

 

Cambiar tu vida. Ese era el propósito. Y sí, eras consciente de que se trataba de un concepto muy amplio, pero es que realmente necesitabas un cambio general, en todas las facetas de tu vida.

Aminorar la marcha, aparcar las prisas. Aprender a disfrutar de ciertos momentos, buscar la felicidad en las pequeñas cosas. Devolver a tu familia el tiempo robado. Dedicarte a ti mismo instantes de autocuidado. Viajar por placer y no solo por trabajo. Conectar con la naturaleza y participar de sus ciclos. Trabajar para vivir y no vivir para trabajar.

Estas ideas llevaban tiempo fraguándose en tu cabeza, pero fue un anuncio el que, como si de una revelación se tratase, te dio el impulso que necesitabas.

Una dehesa milenaria, salpicada de olivos y encinas. Una casa maravillosa —una hacienda bodeguera— con su propio viñedo. Privacidad y exclusividad, con sentimiento de pertenencia a algo único. Algo al alcance de tan solo unos pocos privilegiados. Un Club que daba un servicio cinco estrellas a cada una de las haciendas del complejo. Y, por último, una bodega que dotaba del servicio de enólogo para ayudarte a producir tu propio vino.

Todo esto en un paraje sin igual, Ronda. Uno de los secretos mejor escondidos de la provincia de Málaga, pero perfectamente conectado con las principales ciudades y localizaciones del sur de España.

Todo esto se presentó ante ti como un sueño, sin embargo, era algo muy real y tenía nombre propio: The Wine & Country Club.

Cuando los sueños se hacen realidad

Hoy recibes el nuevo año en The Wine & Country Club, tu sueño hecho realidad.

El concierto de año nuevo, este extraño año sin público, ambienta el salón mientras tu mujer, las niñas y tú preparáis vuestro famoso brunch de año nuevo. Te ha tocado enrollar el salmón marinado mientras ellas preparan la ensalada de pato y los huevos benedictinos.

La enorme mesa de madera del comedor está preparada con un gusto exquisito a modo de buffet, como cuando tomabais el brunch en el hotel Plaza. Los platos preparados para que, una vez que estén llenos, os sentéis sobre la alfombra frente a la chimenea.

Ésta chisporrotea desde buena mañana caldeando la casa, aunque realmente la enciendes porque te encanta su ambiente, más que porque la temperatura sea baja. No sabes si es el zumo de naranja recién exprimido o el aroma del café molido, pero sea lo que sea de repente miras a tu alrededor y eres consciente de lo que ves. Felicidad en estado puro.

Soñabas con un lugar donde poder pasar tiempo de calidad con tu familia. Anhelabas un espacio en completa armonía con la naturaleza y sentir esa conexión con el entorno. Buscabas la privacidad de un hogar único. Imaginabas un sitio donde además te ofreciesen toda clase de servicios exclusivos. Querías cambiar tu vida y lo has hecho.

Cuando te preguntan por tus propósitos de año nuevo, sonríes. Solías tenerlos y, de la misma manera, solías no cumplirlos. Ahora eso ha cambiado. Tu último propósito fue claro: vivir en The Wine & Country Club.