Back to all inspirations

¿Cuál es el mejor maridaje para un vino tinto?
Dic 8, 2020

Author

wineclub

Share this article

maridaje para un vino tinto

“El vino siembra poesía en los corazones”. 

Dante Alighieri

Un 13 % alcohol, un 85 – 95 % agua y entre un 7 – 15 % de azúcares son los principales compuestos del vino. Pero este en su interior cuenta también con ácidos, sustancias fenólicas como taninos y otros ingredientes como sales minerales.

En conjunto, un coloide en el que están en equilibrio cientos de moléculas diferentes que dan como resultado un agradable líquido, disfrute de tantos desde tiempos de fenicios y romanos. El vino siempre ha acompañado a las culturas como símbolo de celebración y victoria. 

 

 

Así te sentiste tú cuando viste por primera vez tu primera botella embotellada procedente de la cosecha de tu viñedo particular. Alegría, júbilo, incertidumbre, misterio… pero el siguiente paso fue buscar aquellas recetas que mejor iban a acompañar esa noche a tu primera remesa de vino tinto.

En el ideario popular está más que impregnado que los vinos blancos conjugan con pescados y mariscos, mientras que los tintos son exclusivos de las carnes. Pues bien, las opciones son mucho más variadas y depende de qué tipo de pescado, carne, incluso postre, el vino tinto puede acompañarte desde el principio hasta el final de cualquier comida.

Entrantes, primeros y segundos con vino tinto

 

Para empezar, cualquier buen anfitrión siempre recibe a sus invitados con una extensa tabla de quesos. Entre estos, los que son el objeto de deseo de los vinos tintos son los quesos azules de sabor muy intenso con tintos jóvenes y los quesos curados con tintos añejos de crianza o reserva.

En cuanto a los arroces y paellas, también tienen cabida entre los buenos maridajes de un vino tinto ligero si se trata de arroces hechos sobre caldos y sofritos de sabores más intensos. 

Las pastas son otro plato habitual en el que maridarán mejor con vino tinto si sus salsas son contundentes. Hablamos de boloñesas, las salsas de queso o de setas. 

Para el pescado, si estos son pescados azules o pescados grasos, su combinación 10, aunque se trate de productos procedentes del mar, siempre será mejor maridarlos con vinos tintos ligeros.

¿Y qué hay de las aves? Pues si se trata de aves de carne blanca servidas en guisos con salsas de sabor fuerte, la elección serán vinos tintos, eso sí, suaves.

Llegados a las archiconocidas carnes rojas, producto por excelencia en el podio del maridaje de un buen vino tinto queda señalar que, dentro de ellas, la ternera y el buey son las óptimas compañías para los tintos de crianza y gran reserva.

 

¿Y el postre? Con vino tinto también

 

La versatilidad del vino en las comidas también atañe a los propios productos que las acompañan. Es decir, en el caso de un producto típico de entrante como es el queso, también adquiere protagonismo en los platos finales de una comida. Es habitual que entre los postres se cuele alguna opción “salada” compuesta por quesos, en estos casos, es cuando el vino tinto de nuestra comida seguirá acompañándonos hasta el final. 

Ahora ya tienes la combinación ideal para elaborar el menú perfecto con el que agasajar a tus amigos y familiares cuando te visiten en tu nueva vida, tu nueva experiencia, 100 % natural, al aire libre, rodeado de auténtica paz y naturaleza. Cuando les recibas en The Wine & Country Club