Back to all inspirations

Mindful living en The Wine & Country Club
Nov 12, 2020

Author

wineclub

Share this article

mindful living

“Es un clic que hace tu mente, un ¡alto!” relatas cuando hablas de tu historia en The Wine & Country Club«.

 

Aprender a respirar. Un acto tan innato y, sin embargo, tan olvidado en la vida moderna. En la era de la globalización y la hiper-conectividad, en un tiempo en el que el acceso a la información es inmediato y el consumismo, una forma de relacionarse, parar y respirar se torna imprescindible para mantener la cordura.

El acto de inspirar y expirar es inconsciente y gracias a él nos mantenemos con vida. Sin embargo, convertirlo en un acto consciente solo depende de nosotros mismos. “Es un clic que hace tu mente, un ¡alto!” relatas cuando hablas de tu historia en The Wine & Country Club. 

 

No hace falta llegar a tener una crisis existencial para tomar una decisión así. Basta con empezar a tomar consciencia de las cosas, del tiempo, de tu calidad de vida. Basta con crecer en lo personal para darte cuenta de que el único camino hacia la felicidad pasa por ser consciente de ella. Tomar la decisión de dejar de pasar de puntillas por tu vida y tomar las riendas. Preguntarte a ti mismo qué quieres hacer, qué vida quieres vivir y de qué forma quieres hacerlo.

Parecen cuestiones trascendentales, pero créeme, no lo son. Son básicos que cada uno de nosotros deberíamos respondernos al menos un a vez en la vida.

Como digo, no se trata de una crisis existencial ni de un cambio de vida radical. Nadie dice que dejes tu trabajo y te recluyas en un monasterio budista —a menos que eso sea lo que deseas, entonces bienvenido sea—. Pero seguro que hay pequeños cambios, ligeras mejoras que están en tu mano y que llevarían tu calidad de vida a otro nivel. 

Naturaleza para una vida consciente

 

Vivir una vida consciente significa participar de forma activa en esa nueva forma de evolución, convirtiéndote en la persona que quieres ser. Y está estudiado y documentado que hacer esto es mucho más fácil en contacto con la naturaleza.  

El poder que tiene la Madre Tierra en este modelo de vida más pausado, más consciente, más slow es bien conocido. Prestigiosas escuelas internacionales han documentado como el suave borboteo de un arroyo o el sonido del viento en los árboles puede cambiar nuestra mente y los sistemas corporales ayudando a relajarnos.

Por eso el entorno de la dehesa rondeña te pareció idóneo cuando conociste The Wine & Country Club. Un paraje rodeado de montañas gracias a la Serranía de Ronda, con unos caminos espectaculares para poder hacer senderismo. Una dehesa autóctona salpicada de encinas y olivares que poder recorrer a lomos de un caballo. Unos viñedos casi extinguidos, recuperados y más fértiles que nunca, con una historia muy similar a la tuya.

Pero no se trata solo del paisaje y el entorno que te rodea. Tu modo de vida también ha cambiado. Han sido sutiles cambios a lo largo de este tiempo, pero ahora, echando la vista atrás, te das cuenta de que la evolución ha sido importante. 

Una nueva vida en The Wine & Country Club 


Cuidas de tu propio viñedo, con lo que eso supone. Dejando a un lado el misticismo de crear algo único, de dar vida con tus propias manos, estás contribuyendo a perpetuar una variedad de uva que había caído en el olvido. Estás dando una segunda oportunidad a un ser vivo, acompañándolo y trabajándolo a lo largo de las estaciones. Y la tierra te lo agradece y te lo devuelve en forma de vino. Un vino propio, único, irrepetible.

Además, tienes tu propio huerto orgánico. Cierto es que te ayudan a cuidar de él, pero tienes tus momentos con tu cosecha y disfrutas de ver cómo la tierra os ofrece sus frutos. Unos frutos con un sabor y un color excepcionales.  

Has cambiado reuniones multitudinarias por tiempo en casa, con la familia. Disfrutando de pequeños placeres como un café recién hecho, sentado en el escalón del porche mientras tu vista se pierde en el horizonte. Degustar una copa de vino abrazado por el calor de la chimenea o gozar de una cena tranquila entre amigos, en tu hacienda.  

Este ha sido tu cambio, tu evolución hacia una vida más plena. Al principio, como todo cambio, te generó dudas, pero ahora no puedes sentirte más seguro de la decisión.