Back to all inspirations

El servicio prime Client Concierge
Oct 30, 2020

Author

wineclub

Share this article

client concierge

«Anoche, tu avión llegó con retraso, pero ahí estaba Jorge esperando para recogerte y llevarte a casa. Se había encargado de dejar la chimenea encendida y la calefacción puesta para que, al llegar, la casa tuviera la temperatura idónea». 

Atención personalizada. Un profesional dedicado en exclusiva a atender cada una de tus necesidades, ya sea una cuestión de mantenimiento de tu hacienda bodeguera, ya sea gestionarte una reserva en el restaurante de moda de Marbella o recogerte en el aeropuerto tras ese viaje de trabajo. Suena bien, ¿verdad?

La figura de concierge, más propia del ámbito hotelero de lujo, empieza a incorporarse de forma paulatina al desarrollo residencial. De momento, solo en proyectos muy exclusivos y con poca incidencia en España. Se trata de una figura más desarrollada en Estados Unidos. Hasta ahora, la inclusión de servicios concierge en algunos proyectos inmobiliarios en España se centraba en ofrecer servicios del hogar y poco más.

La experiencia de atención personalizada que provee el Club a las viviendas de The Wine & Country Club va mucho más allá de lo hasta ahora conocido. 

enólogo

¿Qué puede hacer el servicio Client Concierge por ti?

Un día en The Wine & Country Club es tiempo suficiente para ilustrar de qué forma pueden facilitarte la vida los servicios de Client Concierge.

Te levantas temprano, a tiempo de ver cómo el amanecer comienza a despuntar entre los viñedos. El rocío, propio de esta época en la que ya comienza a escarchar por las noches, brilla en la hierba a medida que la helada se va deshaciendo y la temperatura empieza a subir. Anoche, tu avión llegó con retraso, pero ahí estaba Jorge esperando para recogerte y llevarte a casa. Se había encargado de dejar la chimenea encendida y la calefacción puesta para que, al llegar, la casa tuviera la temperatura idónea. 

Los resquicios del fuego siguen encendidos y el calor del hogar sigue abrazándote desde buena mañana. Hoy volverás al aeropuerto, pero esta vez lo harás por placer. Quieres ir tú a recibir a tus amigos que llegan para disfrutar de un día de relax. “A vivir la verdadera experiencia The Wine & Country Club”, les has dicho. Esa que tú tienes el privilegio de vivir a diario. 

Jorge se ha encargado de gestionarlo todo para que podáis pasar la mañana dando unos golpes en Finca Cortesín. Hace tiempo que no disfrutas de una buena mañana de golf y lo estás deseando.  Después, iréis a comer a Platero & Co, un lugar mágico, que te encanta. Lejos del bullicio de Estepona y Marbella (aunque de vez en cuando también te gusta), este sitio se encuentra en Gaucín, un pueblecito encantador de la Serranía de Ronda, salpicado de casas blancas como si fuera una postal. Al llegar, no defrauda. Jorge ha reservado tu mesa favorita, en la terraza, desde donde se disfrutan las mejores vistas al valle y a la Sierra de Grazalema.

De vuelta a The Wine & Country Club, cogerás la carretera A369, una de las más bonitas de España, para seguir maravillándote con el espectáculo. Recuerdas cuando Jorge te habló de ella por primera vez y te descubrió uno de los paisajes más bellos que habías visto. Se trata de una ruta fascinante y pintoresca que te deja sin palabras. 

Al llegar a casa, una sorpresa os espera. En el Club tenéis a vuestra disposición el spa y el tratamiento que escojáis. Para ti, un masaje descontracturante, pues Jorge sabe bien que haber jugado al golf esta mañana con la contractura que arrastras desde hace días no te habrá hecho ningún bien. 

Tus amigos se quedan en la bodega recibiendo una clase magistral a manos del enólogo mientras tú, ya en casa, preparas el cenador para la velada de esta noche. Acondicionarlo para poder disfrutar de él más allá del verano fue una magnífica idea que Jorge se encargó de hacer realidad.

Escoges con mimo cada detalle de la cena: ese queso de cabra payoya, ganador del premio al Mejor Queso de Cabra del mundo. Chazinas típicas de la Sierra de Grazalema como el salchichón, el chorizo y la morcilla, acompañadas de un pan rústico que hacen en Ronda y que Jorge se ocupa personalmente de que te lo traigan a diario. Y, cómo no, una botella de un vino muy especial. El de tu cosecha. El que has cuidado y trabajado con la esperanza de compartirlo con familia y amigos.

Echas un vistazo a la mesa mientras piensas que este escenario, real, es muy parecido a lo que durante tantos años te habías imaginado. 

Despreocúpate y céntrate en lo importante

Como puedes ver, el servicio concierge que ofrece The Wine & Country Club va mucho más allá de lo que te puedes imaginar. Por eso, vivir en The Wine & Country Club es una experiencia difícilmente comparable a nada de lo que hayas vivido antes. Aquí, todo se cuida hasta el mínimo detalle. Nada es producto de la improvisación, sin embargo, no lo vivirás como algo planificado sino espontáneo y parte de la experiencia exclusiva que supone residir aquí.